XI EDICIÓN

FIESTA DE LA BICICLETA

UN RECORRIDO POR LA XI EDICIÓN

En esta edición se quiso homenajear al cuerpo de la Policía Local, Gracias a su labor podemos sentirnos tranquilos porque alguien vela por nuestra seguridad.

Es un trabajo comprometido, máxime cuando una gran parte de sus miembros son conciudadanos nuestros. Desde su puesto de trabajo quieren ser lo más ecuánimes posible e intentan hacer su trabajo con el mayor interés. Queremos darles las gracias y nuestros ánimos en su trabajo.

En la cena de homenaje se daba la bienvenida a los comensales con una copa de vino español.

El Cabo de la policía local, Antonio Gutiérrez (a la derecha), junto a Antonio Boceta descubrían el cartel anunciador de este año.

Otro Policía Local, Juan Manuel Barrios recogió la placa que hace mención a este homenaje y también se dirigió al público agradeciéndolo.

La asistencia, al igual que años anteriores, fue masiva según se puede apreciar en la foto.

En esta ocasión se brindaba por la continuidad de la Fiesta de la bicicleta en años próximos.

Alguno aprovechó la ocasión para celebrar el cumpleaños de un compañero. ¡¡Felicidades Jaime!!

Al final se amenizó la velada con una orquesta y se tomaron unas copas.

Felipe, al igual que sus compañeros, se esforzó en hacer su trabajo con esmero.

El equipo que preparó el recibimiento de los ciclistas.

En el momento de la entrega de camisetas.

Impacientes por salir.

El Sr. Alcalde junto con el cabo de la Policía Local cortan la cinta de la salida.

Como en años anteriores, la asistencia ha sido masiva.

La muñeca bética de Merchi también participó en esta edición.

Aunque la Policía Local es a quien se le rinde homenaje este año no dejó de ayudarnos en su desarrollo.

Preciosa vista del recorrido.

Este año el Exmo. Ayuntamiento proporcionó unos monitores de actividades lúdicas para entretener a los niños.

El participante más joven, aunque venía sobre cuatro ruedas. El sueño le ganó la batalla.

Otra actividad más.

En el punto de encuentro nos esperaban muchos mayores que se acomodaron antes de que llegaran los ciclistas.

Esta vista del regreso también es preciosa.

Al regreso, los regalos esperaban a ser sorteados. Junto a ellos esperaban catorce bicicletas.

Los participantes más mayores también se llevan su trofeo.

Este vehículo es motorizado. Con él se hace poco ejercicio, pero a los niños les hace ilusión tener su primera “moto”.