ORÍGENES

FIESTA DE LA BICICLETA

“Hoy en día es algo normal y cotidiano el distanciamiento existente entre padres e hijos. Este distanciamiento va unido a la falta de diálogo y poco tiempo compartido a medida que los hijos se hacen mayores y entran en la etapa de la pubertad y la juventud. ¡Hay que hacer algo para evitar esto!”

Con esta inquietud se iniciaba una reunión ordinaria de la APYMA del colegio público “San Fernando” allá por el curso escolar 1.994/1.995. Tras un intercambio de opiniones entre los miembros de la directiva se llegó a la conclusión de que habría que buscar algún modo de acercar padres e hijos y poner nuestro granito de arena para evitar el problema antes mencionado. Una de las soluciones que se barajó fue la de realizar una jornada de convivencia, pero no ya a nivel de Centro Educativo, sino que siendo más ambiciosos queríamos hacer algo en donde participara el mayor número posible de padres, madres, hijos y amigos. Para ello se solicitó la colaboración de las asociaciones de padres y madres del colegio “San Juan de Ribera”, El colegio “San Isidro Labrador”, de la pedanía de Coto de Bornos, y el instituto de enseñanza secundaria “El Convento”.

De esta forma y con este fin nace “La Fiesta de la Bicicleta”. Para facilitar la participación del mayor número de personas posible se situó la celebración de esta fiesta en el día 1º de Mayo. A lo largo de las sucesivas ediciones se ha ido consolidando esta idea en la que participan más de seiscientas personas.

Se trata de disfrutar de una jornada de actividades y juegos participativos en una zona recreativa cercana a la localidad a la que acudimos en bicicleta. El desarrollo de dicha actividad es como sigue:

1. Con unas tres semanas de antelación, en un acto público se hace la presentación del cartel anunciador. Ya que cada año se dedica este día a alguna organización o a alguien a título personal, que destaque por algún motivo en la vida del pueblo, en esta misma ceremonia se le hace entrega de una copia enmarcada de este cartel y placa conmemorativa.
2. Posteriormente al acto se ofrece un refrigerio a los asistentes.
3. El día 1 de Mayo se inicia la jornada con el reparto de una camiseta serigrafiada en la que se conmemora tal actividad y una gorra. También se le hace entrega a los niños de regalos (Bolígrafos, rotuladores, llaveros, etc…) y un refresco.
4. La persona o entidad homenajeada corta la cinta que inicia la salida.
5. Se recorren gran número de calles de Bornos y posteriormente nos dirigimos hacia el camino rural que nos llevará al Coto de Bornos. Aquí se hace un descanso para tomar el bocadillo.
6. Se reanuda la marcha hasta llegar al punto convenido donde se hace el asentamiento para pasar el día.
7. Tras la comida se organizan juegos colectivos. (Carreras de cintas, carreras de sacos, el pañuelito, etc…) En todos ellos participan padres e hijos.
8. Al acabar la jornada se emprende el regreso hacia Bornos. En este trayecto se reparte una papeleta a cada participante para el sorteo de regalos.
9. Ya de vuelta, en el mismo punto en que se salió por la mañana, se realiza un sorteo de regalos y bicicletas, con lo que concluye la actividad.
10. Despedida a los asistentes e invitación para que participen el año siguiente.